‘Es más difícil mirarnos a nosotros mismos que a los demás’: José Luís Peixoto

Amor y muerte, dolor y paternidad, vejez, viajes y memoria, todo atravesado por la música. Estos son los temas que aborda el escritor portugués José Luis Peixoto (1974) que exploró a lo largo de sus veinte años de carrera literaria.

Es muy difícil definirme. Es una tarea que lleva toda la vida. Supongo que deberíamos hacer esto todos los días, porque nunca sabemos realmente quiénes somos; “Este es un misterio que estamos tratando de descifrar”, dice en una entrevista Virutas de embalaje.

El novelista añade que “es más difícil mirarnos a nosotros mismos que a los demás; Precisamente porque no tenemos distancias, porque estamos muy cerca, implicados en todo lo que nos pasa.”

Miembro de la delegación de la Unión Europea, invitado de honor a la 37 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que finaliza mañana, Peixoto cree que la literatura no tiene muchos temas.

En mi caso, si lo reducimos a lo esencial, los dos grandes temas de mi obra son el amor y la muerte”, afirma.

El amor trae consigo toda esa energía vital, los lados más positivos; y la muerte, todo el dolor, lo que podemos identificar como negativo. Pero no es tan simple. No sólo hay negativo en lo que vemos como negativo, ni sólo hay positivo en lo que vemos como positivo. Las cosas son más complejas. Éste es el misterio de la vida y del ser humano”, explica.

Quienes estudiaron Lenguas y Literaturas Modernas en la Universidad Nova de Lisboa añaden que, con el tiempo, «escribes sobre ciertos temas que son como una vocación, porque te tocan de manera particular por las experiencias vividas. Y esto pasa con el amor y el dolor, que son tan amplios, tan múltiples y tienen tantas posibilidades”.

ACONSEJAMOS: La Unión Europea construye vínculos duraderos en Fil Guadalajara

Peixoto presentó la versión española de Una casa en la oscuridad. “Se publicó originalmente en 2002 y, curiosamente, hay dos libros: una novela de ese título y el poemario La casa, la oscuridad.”, especifica.

Salieron juntos por primera vez en Portugal, porque son un solo concepto. Uno es una novela y el otro es un libro de poemas; pero comparten estructura, personajes, episodios, temas. “Sin embargo, no se reimprimieron juntos. Salieron en distintos países, tuvieron toda una vida de ediciones separadas y recién ahora, 20 años después en México, volverán a aparecer juntos”, afirma.

El autor de tu moriste para mi Y cementerio de pianos Recuerda que hace veinte años “el 11 de septiembre de 2001 (el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York) era reciente”. Teníamos la sensación de que el mundo estaba cambiando y eso influyó en la escritura de esos textos, especialmente la novela. Dos décadas después, lo sentimos también con las guerras que hay, con la pandemia que vivimos. Entonces es un libro que, curiosamente, de una manera que no imaginaba, es bastante actual”, afirma.

Quien publicó su primera novela en 2001, nadie nos está mirando (Premio Literario José Saramago), subraya que “es muy curioso que se presente un libro que escribió hace 20 años, porque en realidad ya no soy la misma persona que lo escribió. Escribir un libro requiere un trabajo muy personal, muy íntimo. Y, luego, visita ese título (“Una casa en la oscuridad«), encuentro muchos aspectos que ya son muy diferentes a lo que soy hoy. Pero también es cierto que soy la misma persona y sigo encontrando motivos para defenderla, y me parece que son parte de ello. camino que me llevó a los últimos libros”, afirma.

El autor de en tu vientre acabo de terminar la novela almuerzo de domingo.

Lo escribí a partir de conversaciones que tuve con una persona que compartió conmigo su experiencia: un hombre de 90 años que murió hace meses. Fue muy impresionante para mí, porque en varios libros trabajé esa idea de uno mismo y los demás, la ficción y la autobiografía. Y también estoy escribiendo una novela que cerrará ese momento con personajes reales. “Es estructuralmente muy ambicioso, porque cruza las vidas de seis personajes reales, seis personas que son personajes del libro”.

cva